miércoles, 20 de noviembre de 2013

La experiencia subjetiva.

La experiencia subjetiva



Sin nosotros la realidad no existe, somos una experiencia subjetiva en movimiento. La experiencia subjetiva consiste en un proceso interno que sólo tu mismo conoce.
Lo que quiero comentar es que la experiencia subjetiva es tu realidad, la realidad que precisa de  atención, porque son tus sensaciones, percepciones, sentimientos, opiniones únicas, y valiosas, las que forman la experiencia o lo que es lo mismo, tu realidad.

Entonces, no permita ni dejes a nadie opinar por ti, sentir por ti, ni desvíes tus sensaciones a la oscuridad para no sentir, lo que en cada momento  puedas estar sintiendo.
Cuantos quieran romper tu unidad afectiva, mental, de paz y expresiva, es porque están habituados a estar muy lejos de si mismo, viven como salta periquees o incordio, sin prestar atención a cómo son manipulados, manejados, distorsionados.
La experiencia es el conjunto de información, sensaciones, percepciones unas aprendidas,  con intencionalidad. Otras intuitivas, con las que el ser humano aprehende a través de hechos, actos con los que toma contacto, que proceden de nuestro mundo exterior e interior; como por ejemplo: el acto de ver, oír, palpar, sentir, meditar. Aquello que vivimos desde lo cognoscibles, fenomenológico y hace posible la experiencia
humana crea la propia subjetividad.
 Incluyendo, aquellos actos y procesos mentales que se dan en la meditación, reflexión, introspección, en las reacciones, impresiones, sentimientos profundos y toda actividad mística y metafísica, también son experiencias únicas que proporcionan datos valiosos al conocimiento, con el fin  de reunificar ambos campos de experiencias: el externo y el interno .


En la ciencia moderna (el sujeto) estudia a la realidad (el objeto) como un ente completamente separado de sí, o al menos eso intenta.
Y esta manera de explicar las cosas repercute en el modo de vernos a nosotros mismos, viendo  que  tu interior siente, opina diferente a como actúas , estas divido y hay separación entre tu interior y exterior.
Te pongo un ejemplo fácil, sabes que las adiciones son dañinas, pero justifica su uso,
(el tabaco, pastillas, con las que vives) otros hechos es que vende o juegas con una imagen de bueno, prudente, simpática, y en tu interior repela cualquier contacto o verdad sobres los actos que llevas a acabo, por ej.,  desvirtuar la realidad para hacerla cierta.
Cuantas cosas ocurren cerca de ti, en tu entorno laboral, familiar, en la calle, entre tus vecinos, y no pones atención.
Los hechos demuestran que la base de lo que ocurre, es la gran laguna que existe al estar dividido entre tu interior y exterior.

sin embargo, son indisolubles, como lo es  tu experiencia, que son únicas para la persona que las experimenta, estás, nos hace una persona autónoma, entonces, el paso siguiente es mirar con atención a tu interior, para que  haya paralelismo y no contradicción en tu experiencia subjetiva. 
por ejemplo, comes lo que tu quieres, hablas en el modo y con las palabras que quieres, mira las cosas con tus ojos, y tus propias acciones como son, encontrando la unión entre el ser que habla en tu interior y que expresa, sueña, siente.

Buen día


 www.ivoox.com    canal: la experiencia de vivir.
 

martes, 12 de noviembre de 2013

La autonomía interior

La autonomía interior


Se halla al experimentar  fuerza interior y energía vital.
Si buscamos una definición basándonos en la física, comprendemos que la fuerza (interna) es una manifestación de la energía (interior).
Preguntémonos: ¿Cuál es la energía que alimenta dicha fuerza?
En diversas tradiciones orientales se habla del Ki, Chi o energía vital y se enseñan técnicas para aumentar y canalizar dicha energía.
A veces, puede apreciar que tus ritmos vitales están dispersos, bajos, o negativos, y siente dolor físico en algún lugar del cuerpo, y tal vez, también sientas bajonas, o haces cosas, como echar mano de los hábitos aditivos, para calmar la insatisfacción, o para calmar emociones con la idea de llenar un no se que.

Detente un momento, necesitas  energía y  conocimiento o información para crear, decidir, tomar un camino, reajustar la visión de la realidad transformar, o sintetizar.
Sin embargo es muy fácil, desperdiciar la energía, es decir, la  voluntad, el arranque, el brío, empuje, o el ánimo en chorradas que impide que la energía circule de forma natural y armónica por todo el cuerpo.
Entonces, precisas de la fuerza interna y de la autonomía de las facultades, de tu fuerza, capacidades y dones...alejando de tu día a día las dificultades, como son sensaciones y emociones negativas o el dialogo vacío que utiliza para dañar a otra persona.
Aleja las dificultades que puedas estar  experimentando a tu alrededor, venga del ambiente, del medio en que vives o de otras personas.
Pues, la energía se  desperdicia con emociones, como la rabia, el enojo, o encrisparse, con la dureza, con la falta de alegría, con dar vuelta a las situaciones que resulta difícil resolverlas.
Nos empeñamos en defender, tanto ideas como sentimientos, como  algo sólido a donde asirnos, agarrarnos. Seguramente habrás experimentado mil veces, como puedes cambiar de ideas hacia diferentes puntos de vista y sentimientos  hacia las personas.
Sin embargo, nos hemos acostumbrado a depender de las ideas, imágenes, emociones e intentamos establecer con ella, la visión de la realidad.

Permitirme reflexionar contigo, que nuestra naturaleza esencial, no es ninguna idea, como no es ningún sentimiento, ni emociones, ni nada de lo que va y viene.


Buen día amig@s



lunes, 28 de octubre de 2013

Te invito a que des un salto…


Dar un salto con asertividad, con un fin, con convicción personal y con buena  expresión de la autoestima.
Esto significa que evites, yo diría que no entres en la cadena de reacciones que supone los juegos y roles de la negatividad, como el vítimismo, los castigadores y  las risas tontas de la indiferencia.
Que estos fenómenos, no te atrapen ni   te pisen.
Estas experiencias las vivimos constantemente, a nuestro alrededor existen compañeras/ros que proyectan sus frustraciones, adicciones en su compañero de al lado.
Cuidado, atención no entres en ese juego. En esa fantasía de lo que el otro proyecta hacia fuera, porque su vida no se sostiene. Si entras, sentirás emociones encontradas, propias de la reacción en cadena. Y cuando te atrapa la miseria del otro, quedas como un chicle a merced de la rabia, la fijación, el rencor o la sonrisa tonta de la indiferencia.
 Hay muchas personas que viven muy descontentas, tanto de sí mismas como de la sociedad que les rodea. 
Sin embargo, las operaciones de la mente propia o del otro, son por definición,  transitorias, fenoménicas, vienen y se van, se diluyen en el tiempo.
Mejor crea alrededor tuyo una esfera de paz, de silencio, de no reacción. Mueve la energía, tus sentimientos, tu mirada, tus ojos, tu sonrisa hacia la calma  básica para el desarrollo de una vida plena.

Pregúntate qué es lo siguiente:

Que pasos necesitas dar para seguir adelante, para abrirte hacia un nuevo salto, a pesar de la progresiva dependencia y condicionamiento social, de uniformidad.


¡Aventúrate a dar un salto!

jueves, 17 de octubre de 2013

La no expresión de las emociones

La no expresión de las emociones

Vivimos en una cultura en la que hemos separado, dividido e incluso ignorados las emociones que requerimos para expresar cómo vivimos, el día a día.
En muchas ocasiones, la necesidad de expresar las emociones quedan estancadas, encubiertas cuando se desvían hacia  otros temas,   necesidad que al no expresarse la persona queda, rota o roto, en su yo psicológico.

Sin embargo, en muchas ocasiones las personas hacen caso omiso de lo que está ocurriendo dentro de ellas, y se expresan como si no ocurriera nada. Viven en el autoengaño; obligando al otro a realizar el mismo engaño. No culmina el anhelo…de  vivir despierto.

Este es el modelo de la sociedad occidental, contradictorio y obligado a  vivir dormido,
enfrascado en  satisfacer una y otra, vez, múltiples necesidades sustitutas, porque han sido incapaz de satisfacer la mas básica, que es expresar lo sentimientos que corresponden al momento…culminando en la imposibilidad y  enfermedad de la propia insatisfacción.

Una buena dinámica requiere indagar, para que despiertes, sin hacer teoría de lo que debes o no debes expresar,   sin que  un rol con sus logros, éxitos, fracasos, estatus  de género, o estatus por las posesiones,  estanques la propia creatividad emocional.
Sino experimentando la vida con  sus emociones, con lo que percibes,  prestando atención a lo que está ocurriendo en el interior.





Valorando, el continuum de experiencias o secuencias consecuentes con lo  creado, o  con aquellas manifestaciones en  que las expectativas y tendencias  consiguieron.



Buena Suerte


martes, 15 de octubre de 2013

Las creencias “correcta”

Las creencias “correcta”

Esta articulo, extraído del   programa la experiencia de vivir, con el propósito moverte de las creencias “correcta” y expreso correctas  en el sentido  Sapir-Whorf según la cual, el lenguaje actúa como creador de realidades y no sólo como herramienta descriptiva.
 Utilizo el término para describir como las creencias, que llamamos correctas nos obligan, nos determinan y nos complican el día a día, las  ideas o los comportamientos que consideramos importante.
Lo que pretende es que la realidad sea la que nos  impone.

Con el discurso de que para vivir, gozar, o obtener el pan , alimentos, vivienda, educación hemos de pasar toda un vida, haciendo  esfuerzos, con  lagrimas y  con envidias, celos,  engaños, para estar en consonancia con la sociedad, ser aceptados obligándonos  a perpetuar  unas creencias correctas: defendidas con el termino se debe,   se debe tener un coche más grande, una casa mayor, colegios pagos,y las mejores vacaciones son las que nos llevan al lugar más alejado de nuestro hogar.

Generalmente estamos inmersos en una espiral por la que cada vez trabajamos más, para conseguir aquello para lo que no tenemos tiempo de disfrutar.
Creencias impulsadas con un fin utilitario y excluyente.
          Los comportamientos actúan en nosotros, como si tuvieran vida propia y las expresamos porque las identificamos en nuestra memoria como correctas.
Asimismo, muchas veces, nos negamos a aceptar que tenemos creencias limitantes en nuestra mente…que desde muy niño/ niña quedaron impresa, como mensajes obligados con los que vamos a cumplir. 
E incluso quedaron impresas como mensajes positivos, que están asociados al rol que debes cumplir, a la importancia de tradiciones, al sometimiento a la autoridad sin cuestionarla, o nos rompemos el cuerpo y ponemos en juego la salud  trabajando para tener la vivienda de los sueños. 
Estos reforzadores positivos están actuando automatizados, creyendo que esa es la forma correcta de vivir.



Buena salud 

martes, 8 de octubre de 2013

"No te resistas”

"No te resistas”

Porque donde no hay oposición, no hay conflicto"

Observa, como el  disgusto del no, conlleva una separación del otro, y de la propia experiencia de la comunicación.
Es probable que te sientas separado y tenso, generalizándose en tu  cuerpo un malestar interno, que genere emociones de rabia, odio, frialdad, insultos…y en último caso, cuando no te permites expresar las emociones generadas del no, terminas en depresión.
En dónde esta el qui de este malestar, cuando nos resistimos. Nos oponemos.
Charlotte Joko nos recuerda, " que nos conviene “entrar” en cada situación con generosidad y totalidad, para entregarnos a la vida y revivirla  plenitud. La dificultad surge cuando aquello en lo que tenemos que “entrar” es algo penoso, que nos desagrada y nos causa aprensión y temor.

Es fácil entrar en un empleo nuevo, y difícil entrar en el desempleo. ¿Qué hacer cuando nos toca entrar –como tantas veces en la vida- en algo molesto, desagradable, doloroso?
¿También hay que entrar en ello, aunque sea desagradable y doloroso? La respuesta es que sí, con decisión, con totalidad"

Como dice el poeta sufí Rumí, “La herida, es el lugar por donde entra la luz.


sabes que acto de resistirse al no, sea lo que sea aquello a lo que te resistas, el listado es muy largo, y por diferentes razones, estamos expuestos a que el otro niegue nuestra petición,  ésta, puedes ser de sentimientos,  proyectos,  reconocimiento o negando la buena actitud de una decisión.
la naturaleza humana es  contradictoria, y las peleas con las dificultades, o con el no, supone una energía tremenda y desperdiciada.
 Abre los ojos y mira, las emociones encontradas en tu interior, cuando te dicen:- No. Quizás  has interpretado ese no, desde la percepción del rechazo, esas son las formas  ilusoria que tiene la mente y de la oscuridad. De ese modo, comienza la tortura de la neurosis y del sufrimiento.
En mi experiencia,  es tan valido el si, al no.
Hemos recibidos muchísimos No, y muy pocos, Si. Del mismo modo, continua en nosotros esta forma de expresarnos, cuando otros quieren algo nuestro, sentimientos, respuestas, atención, tiempo, regalos...expresamos el si o el no.

Eckhart Tolle, expresa que La única "utilidad" de la negatividad es fortalecer el ego", y por eso a la oscuridad, le encanta.

Cuando estás identificado con una emoción negativa, no quieres soltarla, o cuando te han dicho NO, a lo que estás identificado,  con el proyecto, o sentimientos o deseos, acciones espirituales. Entonces, ignorarás, negarás o sabotearás lo positivo de tu vida. Éste es un fenómeno bastante común. Y una locura.
Buen Dia

martes, 3 de septiembre de 2013



Un Yo sólido o un Yo líquido”



Cuando despertamos, la mente y la conciencia universal, las vivenciamos, como la misma cosa.  Nos permite explicar, cómo el desarrollo de la conciencia es un proceso de renuncia a las identificaciones exclusivas, estrechas y parciales.

Piensa un momento en cuáles son tus identificaciones, como aferrándote al statu quo, a los ajustes realizados en el pasado,  vives una sensación de 'seguridad' como diría Perls, pero, cuando una nueva excitación amenaza con romper y hacer pedazos a tu yo firme', pones en marcha cientos de mecanismos, vas a resistirte, a luchar, por tus identificaciones, que te sirven y utilizas para dar forma a tu Yo, al que has denominado un yo sólido, lo haces de forma automática, sin embargo, pierde su sentido, cuando necesitas hacer un cambio, cuando requieres un yo líquido, o introducir nuevas posibilidades.
Te agarras al yo conocido, sólido, aferrado vives en el pasado para no perder esa sensación de seguridad,

 Sin embargo, para  descubrir otras zonas más amplias y globales, precisas diluir el yo de las identificaciones, sólidos, por un yo liquido, has de recurrir al desapego, como el agua, que se reorganiza cambia, es permeable a nuevas e interesantes experiencias, posibilidades.

En el yo automático, existe un oscurecimiento de la conciencia. Te relacionas con una concepción del mundo sustentada por una cultura determinada que propicia  la confusión neurótica, es decir, (confundir la fantasía con la realidad)
El proceso está en  atravesar, sin destruir la propia la fantasía, sino verla tal como es, o ver a través de ella. Para aminorar  la dificultad en el contacto con la realidad.

Estas dificultades o mecanismos de defensa a los que recurres para mantener el yo sólido, entre otras, ocurren cuando la persona sustituye su propia necesidad por la necesidad de otro, por ejemplo, los proyectos paternos respecto a cómo ha de vivir su vida el hijo pueden ser introyectados por él y acabar siendo experimentados como propios.
Otro mecanismo, con el que seguro te has identificado es cuando te hace incapaz de ver más opciones en el entorno que las proyectadas.
Se agrede en vez de agredir a los demás, se masturba en vez de buscar un contacto sexual, se enzarza en pensamientos obsesivos en vez de hablar con quien necesita hablar, canturrea para sus adentros pero es incapaz de cantarle a alguien, etc.

Entonces, precisamos del continuum of awareness o continuo atencional, de un yo líquido para darnos cuenta,  abierto a todos los contenidos que emerjan puntualmente a la conciencia.

Esta práctica, la experimentas como una pérdida del yo sólido a través de la suspensión del pensamiento, del recuerdo y de las anticipaciones.
 «No se trata de que deberíamos evitar pensar acerca del pasado o ensayar para el futuro, sólo que no es sabio confundir estas actividades con la verdadera realidad»
 Cuando se ejercita este continuo del darse cuenta se enfoca la actividad de la mente (pensar, imaginar, recordar...) y se acentúa la atención hacia un yo liquido,
propio de la vacuidad emergiendo en los contenidos emocionales y sensoriales del aquí y ahora.


Buena suerte.


 Lola Cárdenes Naranjo

Realiza el programa de RTV
www.canal13digital.com
" La experiencia de vivir"

Técnica de Formación.AFCC
Gobierno de Canarias

Psicóloga- Psicoterapeuta
Diplomada Insights


móvil- 659053193